¿Por qué corremos en la carretera?

Lawrence de Arabia murió tras un accidente de motocicleta el 13 de mayo de 1935. Tiempo antes había escrito:



















“Me satisface por lo regular ronronear a noventa kilómetros por hora, absorbiendo el aire y el panorama. Pierdo los detalles, aún a velocidad tan moderada, pero gano en percepción. Cuando doy más gas, hasta los ciento veinte , en la Salisbury Plain, siento que la tierra se moldea debajo de mí. Soy yo el que acumula la pendiente, ahueca el valle y extiende la llanura. La tierra parece cobrar vida abultándose y meciéndose a los lados, como el mar. Esto no se percibe en coches lentos. Es la recompensa de la velocidad. Podría escribir páginas enteras sobre la lujuria de moverse aceleradamente.”



Lawrence de Arabia.
T.E. Lawrence 1888-1935






    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: