Hoy más que nunca, "CRITIK -CAR "de Cuantics.

Perdonen que insista , pero es que ha vuelto a pasar; Alberto Fernández, motorista de 42 años sufrió ayer un accidente en una carretera interurbana de Castilla y León. Tendido en la cuneta sin poder moverse y aturdido por el impacto alcanzó el móvil para llamar a los Servicios de Emergencias del 112. “Soy Alberto Fernández del Valle, tengo 42 años y vivo en León” .”Acabo de tener un accidente, me duele muchísimo la espalda y creo que me he roto una pierna”. Una suerte tener el móvil, el problema fue que no pudo decir en que punto de la carretera se encontraba, sólo que se había salido de la carretera en su trayecto entre Barcelona y Villafranca del Bierzo”. El dispositivo que se desplegó para localizar a Alberto fue vano. Una vez más, nadie había visto el accidente, nadie sabía donde se produjo. Cuando consiguieron triangular la posición aproximada de Alberto los helicópteros eran inútiles. Alberto ya no contestaba al móvil y se había hecho de noche. Por la mañana siguiente encontraban su cuerpo sin vida.

La diferencia entre la vida y la muerte tras un accidente grave es a menudo cuestión de tiempo. Nuestras vidas dependen directamente de lo que tardemos en recibir asistencia , y ésta depende de que alguien haya presenciado e informado del mismo. Pero muchas veces nadie nos ve, y nadie avisa y el tiempo se agota… ¡Qué frustración, que impotencia! A estas alturas ésto no debería ocurrir. ¿Podemos hacer algo al respecto? Yo creo que sí; sólo es una idea pero podría salvar vidas.


Disponemos de sensores y de gps, de móviles.¿Y si pusiéramos un sensor de impactos en los vehículos para automatizar el parte de accidente a policía y servicios médicos? ¿Y si además de las coordenadas lugar del accidente pudiéramos recibir información de la intensidad del choque? Quizás podríamos optimizar el tiempo de respuesta e incluso salvar a alguien.


Bastaría con un sensor de vibración diseñado para la detección del movimiento. Estos sensores (piezométricos) reaccionan cuando son desequilibrados por un impacto o vibración, produciendo un breve cambio de estado que se traduce en una señal. La intensidad de la señal emitida depende de la intensidad del choque, lo que aporta una información que puede ser vital a la hora de priorizar la asistencia. El precio del sensor propuesto para las motos es inferior a 8 €, aunque en el caso de los coches podría utilizarse el sensor del airbag para activar la señal o incluso adecuar el detector de movimiento del sistema antirrobo.

La señal de posición emitida a una hipotética centralita puede anularse pulsando un botón en caso de no ser requerida asistencia médica. El botón, situado en el interior del coche, en la moto o incluso en el móvil podría ser usado en ocasiones como botón de pánico.

Objetivo: Evitar muertes inútiles. Reducir el tiempo de respuesta en accidentes interurbanos
Proveedores: Fabricantes Componentes Sector Automóvil, Marcas de Automóviles,
Cliente : Aseguradoras, Servicios Médicos.
Beneficiarios: Conductores de vehículos de todo tipo.

¿Usted qué opina?



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: